LAS SERPIENTES

SERPIENTES

Un poco de historia…

Las serpientes, han sido adoradas en algunas culturas, pero odiadas por otras. En la mayoría de culturas, la serpiente es un animal que asocian al mal. En las creencias del cristianismo y del islam, representaban al demonio en forma de serpiente. En la biblia, por tentar a Adán y Eva, e incluso, después de haber cometido la tentación, Dios relata que, se arrastrara y andará sobre su pecho.  

En el Antiguo Egipto, Uadyet (la cobra), era la “Señora del Cielo”, símbolo del sol y de la llama del fuego, representaba la fuerza del crecimiento, la fertilidad del suelo y de las aguas en la mitología egipcia. La diosa protectora del bajo Egipto y del faraón. En cambio, Apofis, era símbolo de las fuerzas maléficas del Duat.

En Lejano Oriente, en cambio, las serpientes son considerados animales sagrados, divinos o protectores contra las energías malignas, representando la fuerza, la sabiduría y la energía. También, es venerada en la cultura hindi, su dios Siva, está representado por una cobra.

En China, la serpiente ha servido de inspiración para aprender diferentes métodos de defensa personal, creadas y rescatadas por los maestros, senseis o artistas marciales. También, está presente en su astrología como sucesor del signo del Dragón y forma parte del Ying Yang.

En América, han sido también veneradas por parte de algunas culturas. El dios Quetzalóalt, lla Serpiente Emplumada, Kukulcán para los Mayas. En Sudamérica,

Sudamérica existe la figura mítica del Amaru o serpiente alada, deidad muy antigua y de gran trascendencia en la cosmovisión de los pueblos Quechua y Aymara.

En la antigua Roma, el dios Esculapio (dios de la medicina), adoptaba forma de serpiente, lo que le ha dado nombre a la serpiente de Esculapio. En este caso las serpientes también eran veneradas.

El basilisco, es representado en algunas culturas como una gran serpiente con una mancha en la cabeza, con forma de corona que, con la mirada, si es directa, es capaz de matar y, si es indirecta, petrifica.

Taxonomía:

Las serpientes (Serpentes) u ofidios (Ophidia), son un suborden de saurópsidos (réptiles) diápsidos que pertenecen al orden Squamata, un superorden de los Lepidosaurios. Hay más de 450 géneros y 3460 especies.

Reino: Animalia Linnaeus, 1758
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrats
Clase: Sauropsida
Subclase: Diapsida
Superorden: Lepidosauria
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes


Principales características:

Las serpientes se originaron en el periodo Cretácico, se caracterizan por tener el cuerpo cilíndrico y alargado, cubierto de escamas y por la ausencia de patas (ápodos), excepto la pitón, que mantiene diminutas extremidades vestigiales*1, herencia de su pasado evolutivo. Se cree que provienen de algún tipo de lagarto, pero sus orígenes no están claros.    *1- Extremidades Vestigiales: Perdieron la función original durante la evolución.

Existe una gran variedad de serpientes, tanto acuáticas como terrestres. Habitan en todas partes del mundo, excepto en las zonas Polares, ya que son animales poiquilotermos, pueden conseguir una cierta regulación de la temperatura mediante la heliorregulación (se colocan al sol para almacenar calor). Sobreviven a las bajas temperaturas inactivando su metabolismo, de esa manera necesitan menos alimento.

El sentido del oído lo tienen poco desarrollado, ya que no poseen oído externo, una de las características más distintivas de las serpientes, es su mandíbula, pueden abrirla ampliamente ya que la articulación de la mandíbula inferior está formada por músculos. Su lengua bífida, funciona como unos radares de olor de su entorno. Cuando las proyectan hacia el exterior, la lengua recoge agentes químicos, tanto del aire como del suelo, carece de receptores de aromas, su función es depositarlos en la boca, donde son trasladados hasta el órgano de Jacobson, donde serán procesados y descodificados.

Son animales carnívoros, durante la etapa de crecimiento, mudan la piel de manera periódica. Su reproducción es ovípara, depositan los huevos en el medio externo donde completan el desarrollo embrionario antes de la eclosión, excepto las víboras, las boas y los crótalos (serpiente de cascabel), que los incuban en su interior.

Alimentación:

Las serpientes, al no masticar su alimento, se alimentan según su tamaño, es decir, los ejemplares más pequeños comen presas de menor tamaño como pequeños roedores e insectos, mientras que las mas grandes, se alimentan de cocodrilos, lagartos, ciervos, monos o ganado.

También influye la temperatura corporal, el movimiento u el olor de la presa y el hábitat donde se encuentran (las serpientes acuáticas, suelen alimentarse de peces).

Por norma general, excepto algunas serpientes con una dieta más específica, se alimentan de cualquier animal vivo, y en cautividad pueden consumir animales ya muertos descongelados (tienen que ser “frescos”).

Tipos de movimientos:

Las serpientes, al ser animales ápodos, se desplazan con movimientos singulares. Tienen mucha agilidad porque tienen el mismo número de escamas ventrales que costillas, dándoles agarre y una un medio de impulso.

Los métodos de movimiento son:

  • De serpentina: en forma de S, es el que usan la gran mayoría de serpientes acuáticas y terrestres. El movimiento ondulatorio se produce por la contracción de los músculos de la serpiente, que empieza por el cuello, enviando a la serpiente de un lado a otro, creando curvas.
  • De sidewinding: es similar al movimiento de serpentina, lo único que lo diferencia es que solo usan 2 puntos de apoyo en el suelo, de tal manera que el resto del cuerpo, queda en el aire durante el movimiento.
  • De la oruga: también se le llama movimiento de locomoción rectilíneo, es más lento que los otros métodos. Es un movimiento ondulatorio que se produce por la contracción de los músculos, pero van de arriba abajo y son mucho más pequeñas las curvas, elevándolas hacia arriba, mientras las escamas ventrales, empujan contra el suelo.
  • De concertina o de acordeón: cuando necesitan desplazarse en superficies verticales emplean esta técnica, en la cual extienden la parte delantera de manera vertical buscando un lugar donde agarrarse con sus escamas ventrales.

Principales depredadores de las serpientes:

Las serpientes, al igual que el resto de animales salvajes, también tiene depredadores en su medio natural. Podemos encontrar:

  • Erizo: cada ataque que realice la serpiente contra él, sale dañada, ya que la coraza de espinas la causa heridas, dejándolas débiles, de esa manera el erizo se acerca a morderla y la devora lentamente. Los erizos son inmunes al veneno de las serpientes parcialmente, ya que si les muerden cerca del hocico sufren graves daños.
  • El tejón de miel: son muy hábiles, las agarran por detrás de la cabeza. Las engullen muy rápidamente. Son inmunes al veneno de las cobras, si le muerden, se queda paralizado unas horas, pero después vuelve a su estado normal para seguir devorando su presa.
  • La mangosta: el gran grosor de la capa de la mangosta, hace más difícil la inyección del veneno en el mamífero, pero, aunque sean capaces de matar a serpientes venosas grandes (más de 3 m de largo), no son inmunes al veneno del reptil. La mangosta, lucha entre saltos y mordeduras, hasta que inmoviliza a la serpiente para seguido devorarlas.
  • El pájaro sectario: las matan con fuertes y precisas patadas, si, aun así, no lo consigue, la eleva y la lanza contra las piedras, para debilitarla. Detrás de la nuca, tienen un gran penacho de plumas que se extiende para despistar al reptil.
  • Las águilas serpientes: son rapaces que se alimentan de serpientes, por eso su nombre. Son águilas procedentes de Europa, Asia y África.
  • El armadillo: al estar cubierto por un duro caparazón, el animal es capaz de matar a la serpiente lanzándose encima, para causarles cortes y heridas con su caparazón, dejando al reptil malherido.
  • La serpiente: es la principal amenaza que tienen, ya que, al tener la misma forma, les resulta mucho más fácil devorarse entre ellas. Algunas especies como la cobra real y as Musurana (América del Sur) se alimentan básicamente de otras serpientes.

En el proximo artículo, ampliaremos mucho mas los contenidos ya explicados. Tambien, os hablaremos de la falsa coral y sus cuidados. 

Natalia V Narros Castillo

ATV

Para cualquier consulta, podeis poneros en contacto con nosotros de las siguientes maneras:

Por correo electronico:  atviberica@gmail.com   

En nuestro blog:  https://atviberica.wordpress.com     

Tambien estamos en twitter:  @atviberica     

Y como no, en facebook:  https://www.facebook.com/atviberica/

 

Fuentes para el post:
http://www.infoserpientes.com , Wikipedia, Documentos propios de ponencias y cursos.
Anuncios